Edificación

El poliestireno expandido (EPS) se utiliza ampliamente en el sector de la construcción debido a las extraordinarias cualidades y propiedades de este material entre las que destacan su elevada capacidad de aislamiento térmico, ligereza, resistencia mecánica y su resistencia a la difusión del vapor de agua. A todo ello hay que sumar la versatilidad de sus diseños (en formas, y dimensiones), lo que proporciona el producto adecuado con el coste óptimo para cada aplicación.

Como elemento integrante de la envolvente de edificio en muros, cubiertas y soleras, el EPS contribuye de manera decisiva a la eficiencia energética de los edificios y es un elemento clave para la consecución de edificios de energía casi nula (EECN).

Para obtener una información técnica detallada sobre las propiedades del producto puede consultar el documento Libro Blanco del EPS

Aislamiento Térmico

A continuación, se muestran las aplicaciones principales del EPS para aislamiento térmico en construcción. Los productos de aislamiento de EPS deben ir debidamente etiquetados con el marcado CE según la norma UNE EN 13163.

En el siguiente enlace podrá consultar las propiedades del aislamiento térmico con EPS

Aislamiento Acústico

La continua evolución de productos y sistemas ha convertido al poliestireno expandido en un producto demandado para su uso como aislante acústico.

Dentro de la familia EPS existen dos tipos de productos diferenciados, el poliestireno expandido (EPS) y el poliestireno expandido elastificado (EEPS) por sus siglas en inglés. La norma UNE-EN 13163 clasifica al EEPS en dos tipos: EPS-t, para aplicaciones en las que el aislamiento va a estar sometido a carga o EPS-SD, para aplicaciones en las que el aislamiento no va a estar sometido a carga.

El proceso mecánico de elastificación consiste en prensar el poliestireno expandido a fin de romper su rigidez interior y convertirlo en un material con capacidad de recuperación y baja rigidez dinámica. Además, mediante la incorporación de un aditivo que actúa como absorbente de infrarrojos (EPS gris), se consigue aumentar al mismo tiempo las prestaciones térmicas del material.

El resultado es un poliestireno expandido elastificado con propiedades adecuadas para su uso como barrera acústica, tomando un papel protagonista en el cumplimiento de las exigencias de aislamiento térmico y acústico de la actual normativa de edificación.

Las aplicaciones del EEPS en el aislamiento acústico son:

Los suelos flotantes para mejora de aislamiento acústico en forjados, trasdosados directos con placa de yeso laminado (Doublage) y bandas de apoyo desolidarizantes para particiones o trasdosados.
El EEPS ayuda al cumplimiento de los requisitos de aislamiento térmico y acústico para las siguientes soluciones de suelos flotantes recogidas en el Catálogo de Elementos Constructivos del Código Técnico de la Edificación

En el siguiente documento encontrará información adicional sobre las Propiedades y características acústicas del EPS.

Aligeramiento

El objetivo principal de los elementos de aligeramiento en la Edificación es el de optimizar los recursos y reducir el coste económico manteniendo los requisitos funcionales y de seguridad previstos.

El uso de bovedillas de EPS para el aligeramiento de forjados permite reducir las dimensiones de los elementos que lo forman, resistiendo las mismas acciones consideradas y facilitando su puesta en obra.

La ejecución de forjados con piezas de aligeramiento de poliestireno expandido (bovedillas y casetones de EPS) permite una puesta en obra más rápida y ofrece soluciones para industrializar la construcción del forjado y garantizar una correcta ejecución.

A las ventajas del aligeramiento de las bovedillas y casetones de EPS, se suman sus propiedades como aislante, contribuyendo a garantizar el confort térmico de la dependencia interior.

Ventajas del uso de EPS en el aligeramiento de forjados

La utilización de piezas ligeras comporta un gran número de ventajas, tanto en el diseño como en la ejecución de los forjados.

  1. En la fase de diseño
      1. Se reduce la carga permanente de los forjados por el menor peso de las bovedillas. Ello reduce el riesgo de deformaciones del forjado y la aparición de fisuras y grietas.
      2. La reducción de cargas permite a su vez, la optimización del armado en jácenas, pilares y cimientos, que, aporta una optimización de secciones y de disminución de solicitaciones mecánicas.
  2. En la fase de ejecución
      1. Se reducen los costes de transporte y manipulación mecánica.
      2. La colocación de las bovedillas resulta más sencilla y rápida, con el consiguiente ahorro en mano de obra:
      3. Se facilita la manipulación (al no tener tampoco cantos cortantes ni punzantes) y por tanto mejora la calidad de ejecución con menores riesgos.
      4. En los forjados con nervios realizados «in situ» (tanto unidireccionales como reticulares), la necesidad de disponer un encofrado continuo permite la libre y segura circulación de los operarios sobre el conjunto, lo que redunda en una mayor velocidad de ejecución y el consiguiente aumento de los rendimientos.
  3. En la fase de uso
    1. Mejora de la resistencia térmica de los forjados. En el caso de los sistemas continuos (con rotura de puente térmico) este efecto es aún mayor.
    2. La utilización de estas bovedillas en sistemas que rompen los puentes térmicos de las viguetas permite la consideración de los forjados de EPS como elementos en contacto con locales no calefactados y en cubiertas, minimizando las perdidas energéticas
    3. Mejoran las propiedades antisísmicas.

Aplicaciones
La Instrucción estructural regula el tipo de piezas de entrevigado e informa sobre sus normas de referencia.
En el siguiente documento encontrará información adicional sobre aplicaciones de EPS para aligeramiento.

Instalaciones industriales

Los procesos industriales representan en España el 31% del consumo energético total. La incorporación del aislamiento en las instalaciones térmicas representa una de las acciones más eficaces para contribuir a la eficiencia energética de los equipos de calefacción y agua caliente sanitaria, energía solar, o equipos de aire acondicionado, instalados en la industria. Un correcto aislamiento térmico mejora el rendimiento de la instalación al conseguir que los equipos trabajen a temperaturas próximas a los valores de diseño, lo que conlleva un ahorro en el consumo de energía y de las emisiones de CO2 asociadas.

La norma UNE-EN 14309, contempla los criterios de medida para la colocación del marcado CE para productos manufacturados de poliestireno expandido (EPS) que se utilizan para el aislamiento térmico de equipos en la edificación e instalaciones industriales, que trabajan en un rango de temperatura comprendido entre -180 °C a +80 °C.

En el siguiente documento encontrará información adicional sobre aplicaciones de EPS para Instalaciones industriales.

ICF’s (Insulated Concrete Forms)

Insulated Cocrete Forms, (ICFs), es la traducción inglesa de Encofrados Aislantes para Hormigón. Se trata de conformar las paredes exteriores del edificio mediante la utilización de una pieza moldeada de EPS que consta de dos paneles unidos entre sí por unos conectores que dejan un espacio entre ambos para el vertido del hormigón.

Los ICFs, forman parte del grupo de aplicaciones más interesantes para las piezas moldeadas de EPS en el campo de la edificación, y representan la aportación de este material a la innovación en la construcción.

Las piezas de ICF se pueden encontrar en dos versiones distintas:

  • ICF Monomaterial EPS: el puente de unión esta realizado de Poliestireno Expandido y la pieza se obtiene con su forma final tras el moldeo.
  • ICFs Bimaterial: en este caso el puente de unión entre los dos paneles de Poliestireno Expandido puede ser un elemento metálico o plástico rígido. Estos conectores pueden añadirse durante el moldeo o con una sencilla manipulación tras el mismo.

Los ICF se utilizan como encofrado de muros en edificación, pero, a diferencia de los encofrados tradicionales que se retiran tras el curado del hormigón, pasa a formar parte de la construcción definitiva. De esta manera el ICF aporta un excelente aislamiento térmico, a la vez que un alto grado de confort en el interior de la vivienda.

El sistema permite formar al mismo tiempo la estructura, el cerramiento y el aislamiento de una forma rápida, sencilla y limpia, ahorrando tiempo y costes de mano de obra.

Ingeniería civil

El poliestireno expandido (EPS) se viene utilizando desde hace décadas en aplicaciones de ingeniería civil tales como la construcción de infraestructuras terrestres (carreteras y líneas ferroviarias, pantallas acústicas, etc.), y marinas (diques y pantalanes).

Por su ligereza y resistencia mecánica, el EPS contribuye a reducir los asentamientos mejorando la estabilidad de terrenos con una baja capacidad portante mientras que, por su flotabilidad y durabilidad, es la solución idónea para la construcción de estructuras marinas portantes.

Para productos que soporten cargas, se deberán tener en cuenta los parámetros habituales de cálculo y los específicos del material. Se puede encontrar más información sobre nociones de cálculo en el artículo técnico “EPS en aplicaciones de ingeniería civil. Propiedades y prestaciones del producto”.

  • Resistencia a la humedad. El EPS no se ve afectado por el agua/humedad tras su inmersión y no se produce difusión en el material.
  • Resistencia mecánica. EL EPS soporta cargas mecánicas gracias a su especial configuración en forma de celdas, permitiendo la construcción de estructuras que presentan una elevada resistencia vertical y horizontal.
  • El EPS es un material con una amplia vida útil ya que sus características no se ven alteradas con el transcurso del tiempo.
  • Inercia química. El EPS no emite lixiviados que puedan afectar al terreno ni las aguas subterráneas.
  • Resistencia térmica. El efecto aislante el EPS evita la congelación del subsuelo y protege las estructuras de los daños producidos por las heladas.
  • El EPS es un material plástico homogéneo 100% reciclable.
  • La posibilidad del moldeo de piezas de EPS facilita formas y diseños adecuados a cada estructura.
  • Su bajo peso facilita su manipulación y puesta en obra.

Normativa de producto

La UNE-EN 14933 Productos aislantes térmicos y de relleno ligero para aplicaciones en la ingeniería civil. Productos manufacturados de poliestireno expandido (EPS). Especificación, que es la base para la elaboración de la declaración de prestaciones del producto y el marcado-CE.

Las características de declaración obligatoria para el marcado CE para todas las aplicaciones son: las dimensiones y tolerancias, estabilidad dimensional (bajo condiciones específicas), resistencia a compresión (al 10% de deformación) y la reacción al fuego.

Para aplicaciones específicas podrían declararse otras propiedades, tales como la estabilidad dimensional bajo condiciones específicas de carga/temperatura/humedad; tensión de compresión (al 2% y/o al 5% de deformación); fluencia a compresión, resistencia a carga cíclica, carga puntual, absorción de agua, etc.

APLICACIONES DEL EPS EN INGENIERÍA CIVIL TERRESTRE

Construcción de carreteras En obra nueva, el EPS sustituye el uso de materiales de relleno pesados y la necesidad de su compactación, evitando el exceso de cargas sobre el terreno o las estructuras adyacentes.

En la ampliación de obras existentes, (por ejemplo, la ampliación de carriles), minimiza el impacto sobre la estructura y sus instalaciones. La elevada resistencia a la compresión del EPS permite soportar las cargas de tráfico sin ocasionar sobrecargas sobre el terreno inferior o los rellenos adyacentes.

Construcción de puentes Su uso en el relleno de pilares contribuye a soportar las sobrecargas de tráfico sin afectar al terreno, lo que implica menores movimientos diferenciales en la unión entre el puente y el pilar y reduciendo los costes de construcción del tablero y su mantenimiento a largo plazo.

Igualmente, en aquellos casos en que la estructura existente del puente no es capaz de soportar las cargas de tráfico, el EPS actúa trasladando estas cargas a la cimentación o al terreno.

Construcción de estructuras
de ferrocarril
Por su resistencia mecánica, el EPS se utiliza también en la construcción de vías de ferrocarril para evitar sobrecargas en el terreno existente.
Reducción de cargas
laterales del terreno
Cuando se adosa a elementos verticales de contención, el EPS se configura como un relleno portante, reduciendo las cargas laterales sobre la estructura. Debido a que la presión horizontal que actúa sobre el muro de contención es proporcional al peso del relleno, se precisa una estructura de contención menos exigente si el relleno en la zona activa tras el muro se sustituye por EPS.
Estabilización de taludes Reemplazando parte de los terrenos existentes por EPS, se consigue descargar la zona superior de los taludes de tierra mejorando su estabilidad.
Elevación para
barreras de ruido
EPS se utiliza para construir paredes exentas o elevaciones que actúan como barrera acústica en carreteras. También contribuye a reducir la transmisión de vibraciones del terreno transmitidas, por ejemplo, bajo las vías de ferrocarril o los pavimentos, como parte de la base de las estructuras adyacentes o como una pantalla elevada entre las vías férreas o aceras y las estructuras adyacentes.

APLICACIONES DEL EPS EN INGENIERÍA CIVIL MARINA

Construcción de diques El EPS se puede instalar fácilmente y proporciona el volumen necesario para permitir que el dique regrese a su configuración original. Con aproximadamente el 1% del peso de los rellenos de tierra tradicionales, el uso de EPS como relleno reduce/elimina las cargas adicionales y los ciclos de asentamiento y elevación del dique.
Estructuras flotantes Por su flotabilidad, resistencia al agua y durabilidad, el EPS se utiliza en la construcción de cimentaciones flotantes. Por un lado, soporta la estructura repartiendo las cargas en todos los puntos y, por otra, permite su desplazamiento con la variación del nivel de agua. Además, el cambio de la disposición de los pilotes es un trabajo sencillo y la ampliación de la estructura se puede hacer de manera fácil y rápida.

Construcción Sostenible

Certificación Energética

La Certificación Energética de los Edificios es una exigencia derivada de la Directiva 2002/91/CE, esta Directiva se transpone parcialmente al ordenamiento jurídico español a través del Real Decreto 47/2007 por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción.

Modelo de etiqueta de eficiencia energética.
Fuente: Ministerio para la transición ecológica y reto demográfico.

A partir del 1 de noviembre de 2007 ya era obligatorio poner a disposición de los compradores o usuarios el certificado energético de los edificios nuevos y, a partir del 1 de julio de 2013, está obligatoriedad se extiende a los edificios existentes.

En este certificado, y mediante una etiqueta de eficiencia energética, se asigna a cada edificio una Clase Energética de eficiencia, que variará desde la clase A, para los energéticamente más eficientes, a la clase G, para los menos eficientes.

Uno de los factores más relevantes en la calificación energética de los edificios de viviendas es la cantidad de aislamiento térmico incorporado. 

Rehabilitación

La rehabilitación energética se ha convertido en la herramienta prioritaria para paliar el elevado consumo energético de los edificios existentes. El 58% del parque edificatorio español es anterior a 1980 y, por lo tanto, se levantó sin ninguna exigencia térmica. El resto de los edificios construidos desde entonces han nacido bajo una normativa claramente deficiente en comparación con los países de nuestro entorno. Todo ello les convierte no solo en unos depredadores de energía sino también, en grandes contaminantes atmosféricos por sus elevadas emisiones de CO2.

Soluciones recomendadas para la rehabilitación de la envolvente térmica

La eficiencia energética de una vivienda depende en gran medida de la resistencia al paso del calor de los elementos en contacto con el exterior (envolvente térmica), lo que se consigue incorporando materiales aislantes en muros de fachada, cubiertas, suelos, tabiques y huecos.

Bajo esta premisa, la rehabilitación energética otorga un papel relevante a la envolvente del edificio, convirtiendo a la incorporación del aislamiento térmico en la medida más eficaz, sencilla y barata para reducir el consumo. Las pérdidas por fachada se pueden reducir drásticamente, hasta un 80%, mejorando el aislamiento térmico, además, funciona tanto en invierno como en verano, y alarga la vida útil de los sistemas de calefacción y refrigeración reduciendo los costes de mantenimiento y reparación. 

Con el objetivo de difundir la rehabilitación energética en los edificios, hemos publicado una Guía Técnica para la Rehabilitación de la Envolvente Térmica de los Edificios a partir de Soluciones de aislamiento con Poliestireno Expandido (EPS).

Ayudas a la rehabilitación energética

Los particulares o comunidades de vecinos que quieran acceder a ayudas a la rehabilitación de edificios, deberán solicitarlas directamente en su comunidad autónoma o a un agente rehabilitador, la nueva figura creada por la Administración.

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, apoyado en la financiación de los fondos de recuperación europeos Next Generation Europe, incluye un Plan de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana que tiene como principal objetivo activar en España, en línea con la «Oleada de renovación para Europa, un sector de la rehabilitación que permita generar empleo y actividad en el corto plazo y que garantice un ritmo de renovación sostenible del parque edificado en el medio y largo plazo.

Para obtener información más completa sobre ayudas a la rehabilitación le recomendamos visite el kit de la Rehabilitación en la web de Andimat “Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales aislantes” con detalles sobre:

Actualmente, se encuentran en marchan otros programas de ayuda a la rehabilitación:

PREE 5000. Programa de Rehabilitación Energética de Edificios en municipios de reto demográfico, gestionado por el IDAE, otorga ayudas para actuaciones en edificios existentes y directamente a las comunidades autónomas. Estado de las convocatorias por Comunidad Autónoma

ERESEE 2020. Actualización 2020 de la Estrategia a largo plazo para la Rehabilitación Energética en el Sector de la Edificación en España.

El artículo 2 bis de la Directiva 2010/31/UE de 19 de mayo de 2010 relativa a la eficiencia energética de los edificios, modificada por Directiva (UE) 2018/844, establece que cada Estado miembro elaborará una estrategia a largo plazo para apoyar la renovación de sus parques nacionales de edificios residenciales y no residenciales, tanto públicos como privados, transformándolos en parques inmobiliarios con alta eficiencia energética y descarbonizados antes de 2050, facilitando la transformación económicamente rentable de los edificios existentes en edificios de consumo de energía casi nulo.

Para más información sobre las líneas de ayudas a la rehabilitación energética, contacte con ANAPE o visite las páginas:

Eficiencia Ambiental del Producto

Sostenibilidad

Para analizar el comportamiento del EPS desde el punto de vista de la sostenibilidad en la construcción, se deben considerar todas y cada una de las etapas de su ciclo de vida: desde la fabricación y el transporte del producto, pasando por su importante papel en el ahorro de energía y de emisiones durante la vida del edificio y, por último, la gestión de los residuos de construcción y demolición.

Contribución a una construcción que ahorra energía

Los edificios son responsables del 40% del consumo final de la energía y del 36% de las emisiones de CO2 y son un elemento estratégico para conseguir un ahorro de energía y una reducción de emisiones a partir de la mejora de su eficiencia energética.

El correcto aislamiento de la envolvente del edificio es fundamental para limitar la demanda energética puesto que es la superficie por donde se va a producir el intercambio térmico con el exterior. Así pues, la utilización de EPS en los cerramientos incidirá de manera decisiva en los consumos de energía tanto de calefacción como de refrigeración.

El EPS posee unas excepcionales características como aislante térmico que hacen que la energía utilizada para su fabricación se recupere en tan solo seis meses, a partir de la energía ahorrada en los edificios en los que se instala. A lo largo de su vida útil el EPS ahorra 200 veces más energía que la que se ha invertido en su fabricación.

El EPS desempeña un papel fundamental en la concepción y rehabilitación de una envolvente térmica que ayude a conseguir una construcción más sostenible, que consuma menos recursos y genere menos emisiones para la lucha contra el calentamiento global.

Nueva vida para los residuos

Al final de su vida útil, el EPS se puede reutilizar, reciclar o recuperar la energía contenida en el producto mediante su valorización energética en plantas, que utilizan el poder calorífico del residuo para generar electricidad, o incluso también vapor para calentar barrios o áreas próximas.

      1. Reutilización:Las propiedades del EPS se mantienen intactas con el paso del tiempo por lo que, en el caso del desmantelamiento de las unidades de obra en las que el producto se encuentre instalado de manera independiente respecto al resto de elementos, el EPS se puede retirar y reutilizar en un nuevo sistema de envolvente.
      2. Reciclado:El EPS es 100% reciclable y existen numerosas aplicaciones para los productos reciclados. Por ejemplo, de los residuos tratados y mezclados en cierta proporción con material virgen, pueden obtenerse nuevos bloques y piezas de EPS para la construcción. También, los residuos triturados pueden combinarse con otros materiales de construcción para dar lugar a hormigones ligeros, revocos aislantes, ladrillos porosos, etc., mejorando la ligereza y el comportamiento térmico de estos elementos. Además, el EPS proveniente del desmantelamiento de edificios es ampliamente utilizado para el relleno de terraplenes en obras de ingeniería civil
      3. Recuperación de energía:El EPS es idóneo para la recuperación de la energía almacenada en el producto a partir de un proceso Valorización energética. Debido al elevado poder calorífico del poliestireno – mayor que el del carbón -, el material se puede valorizar de una forma eficiente y totalmente segura en instalaciones de recuperación energética, sin que se produzcan emisiones tóxicas ni humos que puedan dañar al medioambiente. La energía así obtenida se puede utilizar para la calefacción local y la generación de electricidad.

    Aeversu (Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos) y listado de sus empresas asociadas

Aunque el vertedero no es una forma de valorización ya que no genera una «segunda vida» del producto, debe indicarse que, si fuera necesario acudir a esta forma de eliminación por no existir otra solución mejor posicionada en la pirámide de jerarquía de residuos, el depósito del EPS en vertedero no produce lixiviados que pudieran afectar a los suelos y a las aguas subterráneas ni se degrada, contribuyendo además a la estabilidad de la estructura y proporcionando la aireación necesaria para la recuperación del suelo.
Para desincentivar el uso del vertedero como sistema de eliminación de los residuos se han publicado varios textos legales que van a disuadir el vertido de materiales recuperables o reciclables desde distintos puntos de vista:

  • Real Decreto 646/2020, de 7 de julio, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero que limita el tipo de residuo que puede ir a vertedero (no aceptando los que puedan ser valorizados)
  • Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular. Esta normativa establece un impuesto a los residuos que terminen en vertedero o en instalaciones de valorización energética.

Declaraciones Ambientales

Los impactos ambientales del EPS desde la extracción de las materias primas hasta su entrega en la obra se han analizado y publicado en varias Declaraciones Ambientales de Producto (DAPs).

En su fabricación se utiliza un 98% de aire y solo un 2% de materias primas, no se emplean HCFCs y los procesos presentan una reducida demanda de agua y energía. Además, su baja densidad hace que el transporte del producto consuma pocos combustibles fósiles y produzca limitadas emisiones a la atmósfera.

Las Declaraciones Ambientales de Producto (DAP) proporcionan información objetiva, cuantificada y verificada sobre los impactos medioambientales de un producto a lo largo de su ciclo de vida. Para los productos de construcción, la elaboración de una DAP está estandarizada en base a dos documentos normativos: la norma UNE-EN ISO 14040: “Gestión medioambiental. Análisis de ciclo de vida. Requisitos y directrices”, y la norma UNE EN 15804: “Sostenibilidad en la construcción. Declaraciones ambientales de producto”.

El objetivo del sector del EPS al abordar la redacción y publicación de las DAPs es doble:

Fabricar productos más sostenibles.

La información contenida en las DAPs permite a los fabricantes de EPS conocer los niveles de impacto que ocasiona cada proceso durante el ciclo de vida de su producto (extracción y procesado de materias primas, fabricación, transporte, puesta en obra, uso y mantenimiento, desmontaje o demolición y tratamiento de los residuos al final de su vida útil). Este conocimiento constituye la base para abordar modificaciones destinadas a reducir los impactos generando un producto más sostenible.

Contribuir a una edificación con mejor comportamiento ambiental

Las DAPs del EPS facilitan al proyectista la información necesaria para realizar el cálculo de la Declaración Ambiental del Edificio o de la Unidad Constructiva y, de esta manera, poder comparar en la fase de proyecto los impactos ambientales de distintas alternativas de diseño.

Con estos propósitos, la industria europea del EPS, a través de su asociación EUMEPS, ha redactado siete DAPs sectoriales con la información aportada por 24 plantas de transformación distribuidas por toda Europa.

Para el cálculo de las DAPs se han seleccionado los productos más representativos del mercado europeo: EPS blanco estándar con densidades que van de 15 kg/m3 a 30 kg/m3 (uno de ellos con forma), y EPS gris con absorbente de infrarrojos, con densidades de 15 kg/m3 y 20 kg/m3. Por estar destinados a edificación, todos ellos incluyen además retardante de llama (véase la tabla 1).

Las DAPs cubren los procesos de la cuna a la tumba, excluyendo la fase de uso, ya que ésta dependerá de la tipología y de la demanda energética del edificio.

Tabla 1. DAPs sectoriales europeas de EPS para edificación

DAP-Nº Tipo de EPS

Densidad Normal

[Kg/m3]
Tipo de procesado Descargas DAP
1 Blanco 15 Bloque descargar
2 Blanco 20 Bloque descargar
3a Blanco 25 Bloque descargar
3b Blanco 25 Bloque descargar
4 Blanco 30 Bloque descargar
5 Gris 15 Bloque descargar
6 Gris 20 Bloque descargar

Aunque el EPS es un producto derivado del petróleo, la cantidad de recursos fósiles consumidos en su fabricación es extremadamente baja. Esto se explica por la propia composición del material, formado por un 98% de aire y únicamente un 2% de poliestireno.

Por otra parte, los procesos de transformación y transporte son procesos de bajo impacto que consumen escasos recursos energéticos y producen bajos niveles de emisiones a la atmósfera.

Respecto a la fase de uso, si bien no se ha realizado su análisis, el balance energético del EPS en construcción es claramente favorable debido a su contribución a la eficiencia energética de los edificios. La energía primaria consumida en la producción del EPS se amortiza en apenas 2-4 meses, calculándose que, durante la vida útil del edificio, el total de energía recuperada supera en 200 veces la energía consumida en su fabricación.

Residuos de Construcción y demolición – Legislación de RCD

Se considera residuo de construcción y demolición cualquier sustancia u objeto que se genere u origine en el proceso de ejecución material de los trabajos de construcción, tanto de nueva planta como de rehabilitación o reparación, así como en las operaciones de desmontaje, desmantelamiento y derribo de edificios y de instalaciones.

El Real Decreto 105/2008, que regula la producción y gestión de residuos de construcción y demolición (RCD), establece la obligación de incluir en los proyectos de ejecución un estudio que contemple, entre otras cosas, las medidas de prevención y separación de residuos, las operaciones de gestión previstas, la garantía financiera y, finalizado el proceso, la acreditación de que los RCD han sido gestionados en obra o entregados a una instalación de valorización o de eliminación para su tratamiento por gestor de residuos autorizado.

Plan Estatal Marco de Residuos (PEMAR) 2016-2022

La Directiva 2008/98/CE Marco de Residuos (en adelante DMR) obliga a los Estados Miembros a establecer, como instrumento esencial para desarrollar las políticas de residuos, planes de gestión de residuos que den cobertura a todo el territorio geográfico de cada Estado.

En España, esta Directiva y sus sucesivas puestas al día ha sido traspuesta por la Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular.

Objetivos con relación a los RCD’s:

En el artículo 30 de la Ley 7/2022 se regula la gestión de residuos de construcción y demolición fijando unos objetivos y acciones para incrementar la calidad del material tratado, entre las que se pueden destacar:

  • Establecer, a partir de 1 de julio de 2022, que los residuos de construcción y demolición no peligrosos deberán ser clasificados en, al menos: madera, fracciones de minerales (hormigón, ladrillos, azulejos, cerámica y piedra), metales, vidrio, plástico y yeso. Asimismo, se clasificarán aquellos elementos susceptibles de ser reutilizados, tales como tejas, sanitarios o elementos estructurales.
  • También establece que la demolición se llevará a cabo preferiblemente de forma selectiva, y con carácter obligatorio a partir del 1 de enero de 2024, garantizando la retirada de, al menos, las fracciones de materiales indicadas en el punto anterior.
  • Para facilitar estas acciones, se establecerá reglamentariamente la obligación de disponer de libros digitales de materiales empleados en las nuevas obras de construcción. Asimismo, se establecerán requisitos de ecodiseño para los proyectos de construcción y edificación.